• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.963 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

La diabetes en la Escuela Primaria: superar barreras para una buena atención

En la actualidad muchos más niños requieren apoyo para el control de su diabetes en la escuela primaria. Este hecho está asociado con el número creciente de niños que son diagnosticados con diabetes tipo 1 en edades más tempranas, y a la intensificación de los regímenes de insulina. La Dra Julie A Edge, pediatra consultora en diabetes en el Children’s Hospital, y John Radcliffe, del Hospital de Oxford (Reino Unido) describen la experiencia de la creación de una estructura de apoyo en escuelas sobre la base de que las enfermeras especialistas en diabetes entrenen a voluntarios para que puedan supervisar o administrar la insulina con plumas o bombas, y también puedan dar soporte en el manejo de la terapia intensiva incluyendo el control del contenido de hidratos de carbono y el ajuste de las dosis de insulina en las comidas.

La diabetes mal controlada afecta negativamente a la educación de los niños, pudiendo influir en la disminución de la concentración, en el estado de ánimo y comportamiento, y presentar los típicos síntomas asociados a problemas agudos, como una hipoglucemia. Por lo tanto, es importante que la diabetes esté controlada durante el horario escolar.

Los niños pasan una gran parte del día en la escuela, y las demandas de cuidados en relación con el tratamiento de la diabetes son cada vez mayores. Esto se debe a la adaptación del tratamiento con múltiples dosis de insulina diarias, administradas a través de las plumas inyectoras o de infusión subcutánea continua de insulina (bombas de insulina). En el Reino Unido existe un marco jurídico, aún no vigente, para apoyar a las familias que piden ayuda en las escuelas y proporcionar un miembro del personal de la escuela para llevar a cabo la atención y cuidados en los niños con diabetes. En la actualidad se ha organizado una infraestructura con la Atención Primaria basada en los voluntarios entrenados por enfermeras especialistas en diabetes (DSN) y con la colaboración de los padres.

Así pues, cuando un niño en edad escolar (Escuela Primaria) es diagnosticado de diabetes tipo 1, la DSN tratará con los padres qué apoyo necesitan en la escuela, elaborando un plan de cuidados conjunto según las necesidades específicas de cada niño/a. A su vez el director de la escuela envía un documento introductorio a los profesores que será compartido con la DSN. El documento contiene información sobre la diabetes y explica la necesidad de realizar controles de glucosa y administrar insulina durante el horario escolar, así como las responsabilidades de la escuela, los padres y el equipo de diabetes. La DSN visita la clase del niño y habla con varios miembros del equipo escolar acerca de la necesidad de los voluntarios en el control de la diabetes. Al menos,se necesitan tres voluntarios para cada niño, a fin de garantizar la atención diaria en la escuela.

Los voluntarios son entrenados en los cuidados básicos de cada niño con diabetes, centrado básicamente en realizar la glucemia capilar, y administrar la insulina sea con plumas inyectoras o bomba de insulina, así como, en el recuento de los hidratos de carbono de las comidas y el ajuste de las dosis de la insulina. En una primera fase hasta que los voluntarios se sienten seguros y confiados, los padres están obligados a ir a la escuela para supervisarlos. Un vez que los voluntarios se sienten capaces de realizar los cuidados sin la presencia de los padres y los padres están de acuerdo en ello, la DSN acude nuevamente a la escuela para certificar la competencia del voluntario. Este proceso puede durar unas semanas.

Esta organización se ha completado a lo largo de los años y en la actualidad todas las escuelas en Oxford han acordado trabajar con este sistema. Entre el año 2010 y 2012 las DSN han capacitado un total de 342 voluntarios que prestan atención a 132 niños. Se ha registrado algunos problemas, incluyendo tres pinchazos con agujas cuando los voluntarios intentaban el reenfundar las agujas de las plumas, a pesar de que el protocolo de entrenamiento lo contraindica. En general, el sistema funciona muy bien, proporcionando la tranquilidad necesaria a los padres asegurando que sus hijos con diabetes reciben la atención que necesitan para prosperar, desarrollarse y aprender en la escuela.

NOTA: En nuestro medio no existe tal infraestructura aun los esfuerzos realizados desde las Asociaciones de personas con diabetes en la diferentes Comunidades Autónomas. Por ejemplo en Cataluña existe un convenio entre la “Conselleria de Salut”, la ” Consellaria d´Educació” y la “Associació de Diabètics de Catalunya (ADC) www.adc.cat” en el que se establece un marco de responsabilidades de la familia, tutores del centro educativo y los centros sanitarios con una estrecha relación de todos con la ADC. Este documento no implica ningún tipo de obligación por parte del tutor o profesor responsable, pero aquellos que si quieran formar parte del proceso asistencial pueden hacerlo dentro de un marco de seguridad y garantías legales.

Fuente: Forum Clinic

Recuerda: Campaña 12 causas para 12 meses

2ª CAUSA: ¡Reclama! Una enfermer@ en cada colegio

A %d blogueros les gusta esto: