• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.966 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

La diabetes no se opera

Operación · Apple´s Eyes Studio

Uno de los mensajes más claros que se han dado en el Congreso Nacional de Diabetes que se celebra estos días en Sevilla es que la diabetes no se opera ni tiene por ahora cura. La Sociedad Española de Diabetes (SED) organizadora del congreso, denuncia los reclamos publicitarios de clínicas quirúrgicas que afirman erróneamente que “la diabetes se opera y se cura junto con sus complicaciones”.

Es cierto que la cirugía bariátrica o metabólica (técnicas que regulan la ingesta y el apetito y modifica la absorción de los alimentos, como la banda gástrica, balón gástrico o el bypass gástrico), ha supuesto un gran avance en el tratamiento de la obesidad y sus complicaciones, y, entre ellas, especialmente la diabetes tipo 2. La estandarización de la cirugía laparoscópica y de técnicas mixtas con una morbimortalidad muy pequeña ha cambiado sustancialmente las indicaciones y el manejo del proceso.

Según la Dra. Clotilde Vázquez, jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, “en el caso de personas con diabetes tipo 2 obesas, los buenos resultados en términos de pérdida de peso y, sobre todo, de mejoría metabólica son espectaculares. De hecho, las indicaciones de la ADA (Asociación Americana de Diabetes), cuando el  índice de masa corporal es superior a 35 (lo que equivale a obesidad grado 2), se sustentan en un muy buen grado de evidencia científica”.

De los resultados obtenidos con las distintas técnicas de la cirugía en la diabetes tipo 2 asociada a obesidad, se desprende el optimismo de estar ante un procedimiento potente, eficiente, que, siempre que esté bien indicado, y acompañado de medidas dietético-terapéuticas concretas, consigue resultados a corto y medio plazo superiores a los cambios en estilo de vida y a los fármacos clásicos, incluida la insulina.

La diabetes no se opera

Sin embargo, la cirugía es un procedimiento con riesgo, que requiere seguimientos posteriores, modifica dramáticamente la tolerancia alimentaria y requiere casi siempre un tratamiento farmacológico posterior. Inconvenientes, todos ellos, menores en comparación con los beneficios potenciales, pero que no se pueden obviar. En definitiva, la diabetes NO SE OPERA. Los procedimientos quirúrgicos constituyen una medida de tratamiento efectiva y coste/eficaz en los casos en que el exceso de grasa juega un papel importante.

“Pero no hay que olvidar –explica la Dra. Vázquez– que la existencia de fármacos muy eficaces en el tratamiento de la obesidad y diabetes en conjunto permite logros espectaculares sin cirugía. Y sobre todo, enpacientes diabéticos con peso normal o con ligero sobrepeso, los resultados de la cirugía a medio y largo plazo son inciertos e insuficientes”.

Conclusiones

1. La primera y más importante es que la diabetes tipo 2 no se cura, y tampoco se consigue la remisión de la diabetes en el 100% de los casos con cirugía bariátrica(o cirugía metabólica). Esto es muy importante, porque se están viendo en los últimos meses muchos reclamos publicitarios anunciando la curación de la diabetes con esta cirugía y los pacientes pueden creer que los resultados están garantizados en todos los casos, lo cual no es cierto en absoluto. Por tanto la diabetes no se opera.

2. La diabetes tipo 2 sí puede entrar en remisión con la cirugía, pero es muy importante individualizar los casos, el tipo y duración de diabetes y el riesgo quirúrgico del paciente, así como aconsejar bien acerca del tipo de cirugía.

3. Parece claro que cuanto menor es la evolución de la diabetes, y menores son las complicaciones de la misma, mayor parece la tasa de remisión.

Incertidumbre acerca de sus resultados a largo plazo

Existen todavía muchas áreas de incertidumbre: las más importantes son el momento de aconsejar la cirugía y el tipo de técnica quirúrgica que se debe realizar. Tampoco conocemos durante cuánto tiempo se mantendrá la remisión una vez que se consigue, es decir, qué pasa a los 10 o 15 años después de la cirugía: ¿vuelve a recidivar la diabetes? Sabemos que a partir de los dos años de realizarse la cirugía de la obesidad se empieza a recuperar peso, y es conocido que en algunos pacientes en los que esta recuperación de peso resulta llamativa con los años, la diabetes puede aparecer de nuevo, si bien suele ser de menor intensidad y suele controlarse mejor y con menos medicación que antes de la cirugía. En todo caso, no conocemos de una forma precisa los resultados a largo plazo y hacen falta más estudios, si bien ha quedado demostrado en los últimos años que el tratamiento quirúrgico de la diabetes tipo 2 que se acompaña de obesidad es mucho más eficaz que el tratamiento médico.

Dada la aportación de esta cirugía como tratamiento alternativo eficaz en la diabetes tipo 2, las principales sociedades científicas -Sociedad Española de Diabetes (SED), Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad y de las Enfermedades Metabólicas (SECO); Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), y Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO)- implicadas en el manejo de la obesidad y la diabetes han elaborado un Documento de posicionamiento en relación a la cirugía metabólica en la diabetes tipo 2 presentado recientemente, cuyo objetivo es definir en qué pacientes sería recomendable hacer esta intervención, cuáles son sus indicaciones y explicar los criterios de remisión.

Recomendaciones de la SED

Es muy importante aconsejar a los pacientes con obesidad y diabetes que estén interesados en la cirugía metabólica como tratamiento que acudan a centros que dispongan de unidades de cirugía de obesidad multidisciplinares y que cuenten con una amplia experiencia en el manejo quirúrgico y médico de estos pacientes, para que puedan recibir la mejor atención posible y de manera individualizada, sopesando no solo los pros de la cirugía sino también los contras (riesgo quirúrgico, complicaciones a largo plazo).

“Es necesario que se abandonen ya, y de una vez por todas, los titulares sensacionalistas sobre la curación de la diabetes con cirugía metabólica, que se usan como reclamo publicitario. Los pacientes con diabetes tipo 2 tienen derecho a estar bien informados sobre la cirugía metabólica y a acceder a este tipo de terapia con total garantía y rigor, puesto que ha demostrado ser muy eficaz para conseguir la remisión completa o parcial de la diabetes, si bien no está exenta de riesgos y de complicaciones a corto, medio y largo plazo”, concluye la Dra. Clotilde Vázquez.

Fuente: Canaldiabetes

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

A %d blogueros les gusta esto: