• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.963 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

El 22% de los escolares presentan altos niveles de colesterol

Niña ChipsEl 22 por ciento de los niños en edad escolar presentan valores de colesterol superiores a 200 mg/dl, una cifra alarmante dado que el colesterol es uno de los factores de riesgo más importantes en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, según han destacado los expertos que han participado en el 62º Congreso de la Asociación Española de Pediatría en la ejecución de la ponencia ‘Importancia de la ingesta de grasa y sal en la alimentación de la población infantil’.

Los especialistas han incidido en la necesidad de reducir también el consumo de grasas como medida de prevención de la hiperlipidemia: asimismo, han insistido que llevar una dieta saludable y realizar actividad física suficiente y regular son los principales factores de promoción y mantenimiento de una buena salud durante toda la vida, dado que los hábitos de alimentación y vida son los principales factores del desarrollo de patologías tales como la hipertensión, la hiperglucemia, hiperlipidemia, sobrepeso u obesidad, así como de las principales enfermedades crónicas como las cardiovasculares, el cáncer o la diabetes.

La ponencia, que ha contado con la colaboración ElPozo Alimentación, ha sido impartida por los doctores Federico Argüelles Martín, profesor titular de Pediatría, Jefe de la sección de Gastroenterología y Nutrición de la UCG de Pediatría del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla y María Jesús Pascual Marcos, especialista en Gastroenterología Infantil en Goba-pediatria.org y en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca en Madrid, con la moderación de la doctora Isabel Polanco, Jefe de Servicio de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica del Hospital Infantil La Paz.

Durante el encuentro, ha quedado patente que la grasa de la dieta es un nutriente de extraordinaria importancia a cualquier edad y sobre todo en las primeras etapas de la vida, y es tan importante o más la calidad de las grasas consumidas ya que, los distintos ácidos grasos, tienen diferentes efectos funcionales.

Un incremento de grasas mono y poliinsaturadas con reduccion de las saturadas (inferior al 10) evitando las grasas trans (inferior al 1%) puede jugar un papel fundamental en la prevención primaria de la arteroesclerosis en niños y adolescentes.

Otro hecho destacado por los expertos durante su intervención, es la escasez de datos sobre la ingesta de grasas en niños y adolescentes españoles. Uno de los más interesantes es el estudio Enkid llevado a cabo en una  población de los 2 y los 24 años de edad. El mismo, muestra datos sobre la ingesta lipídica en niños y adolescentes españoles, en cantidades próximas al 40% del valor calórico total en muchos casos, con una ingesta de grasas saturadas del 13,4 por ciento lo que supera, claramente, las recomendaciones actuales.

Respecto a la ingesta de sal en la dieta y más concretamente a los niveles de la misma en los niños, hoy en día se conoce que un alto consumo de sal en niños también influye en su presión sanguínea y les predispone al desarrollo de enfermedades como la hipertensión, la enfermedad cardiovacular, osteoporosis, obesidad, enfermedad renal e incluso cáncer gástrico.

Los expertos han afirmado que el gusto de los niños por la comida salada es una preferencia aprendida por lo que podemos prevenirla si los niños no se acostumbran al consumo de productos y comidas con excesiva sal. De ahí la necesidad de proporcionar una dieta baja en sal. Las recomendaciones en la infancia según el grupo PreVIFAd es reducir el aporte de sodio en la dieta a 1.2 g/d en niños de 4 a 8 años y a 1.5 g/d para niños mayores.

Como conclusión, los expertos han realizado a los especialistas asistentes al congreso las siguientes recomendaciones nutricionales para niños mayores de 2 años: consumir una dieta lo más variada posible, beber suficiente cantidad de agua, promocionar la actividad física regular y evitar el sedentarismo, un aporte calórico en relación con la actividad y consumo de grasas poliinsaturadas en proporción no superior al 10% del aporte total.

Además de ingesta de colesterol inferior a 300 mg por día, aporte de proteínas no superior al 15% de las calorías diarias totales, aumentar el aporte de fibra, frutas, verduras, legumbres y cereales integrales y reducir la ingesta de sacarosa, con un consumo de hidratos de carbono, de alrededor del 50% del aporte calórico total y con predominio de hidratos de carbono complejos.

Fuente: Europapress

Foto: FreeDigitalPhotos.net

Una respuesta

  1. en mi casa mi hijo no consume sal, porque yo cocino sin ella, pero cuando salimos, el si lo nota el sabor es diferente, todo lo que hay es perjudicial para el cuerpo, todos o casi todos los compañeros son entrados en carnes, por mucho ejercicio que hace no reduce, yo soy diabetica, y controlo todas las grasas, y no hay forma de cambiarlo, ya no se que hacer, come verduras, legumbres, bueno de todo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: