• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.966 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

Los cambios de hábitos durante el verano pueden alterar el control de la diabetes

  •  La Sociedad Española de Diabetes (SED) recuerda que NO HAY QUE DESCUIDAR EL CONTROL DE LA DIABETES por cortas que sean nuestras vacaciones y para ello lanza un decálogo con los consejos básicos.
  • Mantener la diabetes controlada es fundamental para prevenir o retrasar la aparición de serias complicaciones como la nefropatía diabética, enfermedades cardiovasculares, retinopatía diabética, pie diabético…

Vacaciones Iconos · FreeDigitalPhotos

 

Madrid, 22 de julio de 2013

 

La variación de la cantidad de alimentos ingeridos y comidas diferentes, el aumento o disminución de la actividad física, así como los viajes y desplazamientos, conllevan una alteración de los horarios de rutina que pueden ocasionar problemas en el control de la diabetes con mas variaciones  en los niveles de la glucemia, que pueden ocasionar tanto hipoglucemias como situaciones de hiperglucemia hasta cetosis.

“Hay que vigilar el peso y evitar subir un par de kilos es esta época del año, como ocurre en algunas personas con diabetes tipo 2 y sobrepeso que se relajan y modifican parte de sus pautas de tratamiento que sí siguen durante el resto del año. Por lo tanto, hay que seguir cuidándose para no volver de sus vacaciones con unos niveles de glucemia alterados”, explica el Dr. José López, portavoz de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

La Sociedad Española de Diabetes recuerda que mantener la diabetes controlada es fundamental para prevenir o retrasar la aparición de serias complicaciones como la nefropatía diabética, enfermedades cardiovasculares, retinopatía diabética, pie diabético… Alteraciones que complican la calidad de vida del paciente con diabetes.

“LA DIABETES NO SE VA DE VACACIONES y no hay que descuidar el control por corto que sea el periodo de tiempo vacacional” comenta el Dr. López“sin embargo –continúa- la diabetes no tiene por qué suponer un inconveniente a la hora de disfrutar del verano y actividades como viajar, ir a la playa, pasear o practicar deporte al aire libre. Eso sí, hay que tomar una serie de precauciones y, aunque se puedan modificar ligeramente, es importante no abandonar las pautas de tratamiento seguidas durante el año”.

 

Consejos para mantener el control de la diabetes en verano

La Sociedad Española de Diabetes aconseja a las personas con diabetes seguir una serie de recomendaciones para evitar complicaciones durante y después de las vacaciones: 

1-    Disfrutar de la comida con control. Durante las vacaciones se multiplican los compromisos sociales, se come más fuera de casa y se cambian los horarios. El control de la alimentación es recomendable para toda la población, pero más aún en el caso de tener diabetes, sobre todo los alimentos ricos en carbohidratos (pasta, sémola, harina, patatas, arroz, legumbres, bebidas azucaradas). No se trata de privarse de estos alimentos, pero sí es necesario controlar las cantidades y compensarlos durante las comidas y con la práctica de ejercicio físico.

2-    Alimentos y bebidas ricas en azúcar, siempre a mano. Es aconsejable llevar alimentos o bebidas ricas en azúcar (zumo, azúcar, etc.) para poder tratar una hipoglucemia en caso de que se produzca o para poder improvisar o sustituir una comida (tostada, galletas o fruta) y evitar así saltarse los horarios habituales.

3-    Ejercicio físico adaptado. La actividad física cambia durante las vacaciones, algunas personas disponen de más tiempo y por tanto se cuidan más y aumentan el ejercicio físico, sin embargo otras personas se relajan y se vuelven más ociosas. Es necesario que haya un control de los niveles de glucemia tanto antes como después del ejercicio para así evitar hipoglucemias y hay que adaptar la ingesta de carbohidratos dependiendo de la intensidad y duración del ejercicio.

4-    Hidratación constante. El calor y la humedad pueden provocar deshidratación. A demás si los niveles elevados de glucosa en sangre están elevados hay necesidad de orinar mas, se incrementa la sed y hay un agotamiento progresivo. Por ello, conviene beber más agua para evitar la deshidratación y estar atento a los síntomas de alarma de hiperglucemia.

5-    Cuidar la salud de los pies. Para evitar heridas e infecciones se recomienda utilizar calzado cerrado y cómodo, así como mantener la piel hidratada y revisar bien los pies para detectar a tiempo posibles rozaduras.

6-    Conservar y transportar la insulina. La medicación y el material deben llevarse siempre a mano y, si se viaja en avión, nunca facturarlo para evitar que se deteriore con los cambios de temperatura y sobre todo para que no se extravíe. 

7-    Es necesario llevar un informe clínico con las características más relevantes del tratamiento, en donde conste la medicación y material que se precisa según el viaje y el destino. Además, este informe servirá para justificar la necesidad de llevarlo en el equipaje de mano en los controles de seguridad de los aeropuertos.

8-    Ajustar el tratamiento a los cambios horarios. En viajes de larga distancia, la alimentación y el tratamiento deben ajustarse a la diferencia horaria. Así, si se viaja hacia el oeste se ganan horas por lo que puede ser preciso añadir una dosis de insulina y una ingesta. En los viajes hacia el este, se pierden horas por lo que puede ser necesario obviar una dosis de insulina y una ingesta. En caso de utilizar bombas de infusión continua de insulina sólo es necesario cambiar la hora del aparato cuando se llegue al destino. Y si el tratamiento consiste en antidiabéticos orales, generalmente no se precisan cambios.

9-    Vacunas, como todos. Si se visitan países en los que es necesario vacunarse previamente, las personas con diabetes deben saber que ni hay contraindicaciones por el hecho de ser diabético. Por tanto, deben seguir las mismas recomendaciones que el resto de la población.

10- Niños, más atención. Los niños con diabetes mayores de 8 ó 9 años deben tomar las mismas precauciones que los adultos, pero con los de menor edad hay que extremar las precauciones porque pueden presentar hipoglucemias inadvertidas, sobre todo nocturnas, con más facilidad que los mayores. Deberán medirse sus niveles de glucosa a media noche, sobre todo si han hecho más ejercicio del habitual.

 

Más información en www.revistadiabetes.org

 

Sobre la Sociedad Española de Diabetes

La Sociedad Española de Diabetes –SED- es una organización científica multidisciplinar que agrupa a 1.800 profesionales de la medicina (endocrinos, endocrino-pediatras, médicos de familia, médicos de atención primaria, enfermeras, educadores, biólogos y otros investigadores). 

Los principales objetivos de la Sociedad Española de Diabetes son: apoyar los avances en la prevención y el tratamiento de la diabetes; impulsar la investigación y la formación de los profesionales sanitarios especializados; y favorecer la generación e intercambio de conocimiento a nivel nacional e internacional con el fin de contribuir en la mejora de la esperanza y calidad de vida de los pacientes con diabetes.
 
Para la SED el paciente con diabetes es el centro de toda actuación. Hoy en día, se estima que en nuestro país hay más de cuatro millones de personas con diabetes. Pero, además, la SED tiene el compromiso de llegar al conjunto de los ciudadanos con mensajes que estimulen la prevención y la sensibilización respecto a la dimensión de la diabetes. www.sediabetes.org
A %d blogueros les gusta esto: