• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.966 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

La exposición al bisfenol A y los ftalatos, asociada a un mayor riesgo de obesidad y diabetes infantil

TupperNUEVA YORK, 19 Ago. (Reuters/EP) –

Dos estudios publicados en la revista ‘Pediatrics’ han evidenciado que los niños expuestos a dos compuestos químicos utilizados en el envasado de alimentos, el bisfenol A y los ftalatos, son más propensos a ser obesos o presentar resistencia a la insulina que dé lugar a diabetes.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en sus siglas en inglés) alrededor de uno de cada seis niños y adolescentes de Estados Unidos tienen obesidad. “Aunque una dieta poco saludable y la falta de actividad física son los culpables de esta epidemia, hay compuestos químicos que pueden contribuir”, ha reconocido el autor de uno de los estudios, el pediatra de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos) Leonardo Trasande.

Para su investigación, analizaron los datos de una encuesta de salud y nutrición a nivel nacional realizada entre 2003 y 2008, que incluyó pruebas de orina y de sangre de 766 adolescentes de 12 a 19 años.

En ellos encontraron que los niveles urinarios de un tipo particular de ftalatos, conocidos como di-2-etilhexil (DEHP), que se utiliza para suavizar las botellas de plástico, están estrechamente ligados a las probabilidades de tener resistencia a la insulina, un precursor de la diabetes.

Algo menos del 15 por ciento de los participantes del estudio que tenían los niveles bajos de este compuesto eran resistentes a la insulina, frente al 22 por ciento que tenían niveles más altos.

Los investigadores dijeron que sus hallazgos no prueban que comer alimentos envasados con ftalatos cause resistencia a la insulina. Pero, por ejemplo, sí es posible que los niños que ya siguen unos hábitos alimenticios menos saludables coman o beban más productos envasados, lo que explicaría estos niveles más elevados.

Además, Trasande ha apuntado que este compuesto puede influir en cómo el cuerpo segrega insulina en respuesta al azúcar.

Por otro lado, científicos de la Universidad de Michigan en Ann Arbor (Estados Unidos) utilizaron datos de una encuesta de nutrición realizada en 2010 para revisar los niveles de bisfenol A en la orina de niños de 6 a 18 años de edad.

En total se contabilizaron datos de 3.370 niños y, aunque no se vió que la presencia de este compuesto se relacionaran también con la resistencia a la insulina, lo que sí se observó fue que quienes tenían los niños con niveles más elevados eran más propensos a ser obesos.

De todos los participantes, el 18 por ciento eran obesos, lo que concuerda con los datos de los CDC. Sin embargo, si se tenían sólo en cuenta los niños o adolescentes con niveles elevados, el porcentaje de obesidad se elevaba hasta el 25 por ciento, el doble al compararse con quienes tenían los niveles más bajos.

Los resultados están en consonancia con un estudio de 2012, que también vinculó este compuesto con una mayor probabilidad de sobrepeso u obesidad “pero sin demostrar una relación causa y efecto”, como también sucede en esta investigación.

“Hay una gran variedad de productos químicos utilizados en productos para niños, a los que se exponen todos los días con unas consecuencias para la salud todavía desconocidas”, explicó uno de los autores, Joyce Lee.

Por ello, añade, es necesario avisar a los padres de que “traten de evitar los plásticos que contienen BPA cuando sea posible para minimizar su exposición”, así como evitar meter en el microondas recipientes de plástico, ya que “puede provocar fugas de productos químicos”.

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

A %d blogueros les gusta esto: