• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.963 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

Una fundación americana para la lucha contra la diabetes financia con 500.000 dólares un proyecto andaluz

Doctora Investigando · Ambro · FreeDigitalPhotosUn proyecto de investigación andaluz centrado en la diabetes tipo 1 ha logrado financiación de la principal fundación privada norteamericana de lucha contra esta enfermedad. Denominada JDRF (de las siglas en inglés Juvenile Diabetes Research Foundation), es una fundación sin ánimo de lucro pionera a nivel mundial que promueve el desarrollo de las investigaciones que puedan abrir nuevas vías al tratamiento de esta patología y mejoren la calidad de vida de quienes la padecen.

   El trabajo, dotado con 500.000 dólares para los próximos tres años, está liderado por el doctor en Bioquímica Benoit Gauthier, en colaboración con el profesor de la Universidad de Sevilla David Pozo, ambos investigadores principales en el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer), indica la Consejería en nota de prensa.

Este proyecto se enmarca en la línea de investigación que viene desarrollando el Gauthier -para la que cuenta con financiación procedente de la Junta de Andalucía además de otros programas nacionales- y que está orientada a la translación de una investigación de calidad en nuevas terapias innovadoras para el tratamiento de la diabetes.

En concreto, el proyecto pretende validar la hipótesis de que la activación biológica de la proteína LRH-1 podría prevenir o retrasar la aparición de la diabetes. La destrucción selectiva de las células beta del páncreas, que son la fuente de insulina en el organismo, es la causa principal de la diabetes tipo 1. El equipo de investigación de Gauthier ha demostrado que la activación de LRH-1 en el páncreas paraliza dicha destrucción y garantiza la supervivencia de éstas células.

En este sentido, los científicos han logrado caracterizar una molécula, denominada BL001, capaz de activar la actividad biológica de LHR-1 y, por tanto, responsable de poner en funcionamiento a la proteína para salvaguardar de la destrucción las células beta del páncreas. Esta molécula se erige como un posible componente terapéutico para luchar contra la diabetes. La molécula BL001 ha sido debidamente patentada y presentada en el Registro de Propiedad Industrial e Intelectual por la Oficina de Transferencia de Tecnología del Sistema Sanitario Público de Andalucía, ubicada en el seno de la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud.

Adicionalmente, y en colaboración con el grupo de investigación de Pozo, se investigarán los mecanismos inmunomoduladores de la molécula BL001 (aquellos que modifican la respuesta del sistema inmunitario), ya que las observaciones iniciales han puesto de manifiesto su incidencia tanto sobre el componente inflamatorio que tiene la diabetes como sobre los tipos celulares involucrados en el mantenimiento de la tolerancia inmunológica.

De aquí el gran interés de la molécula BL001, ya que promueve la supervivencia de las células beta, además de modular la respuesta inmunitaria. Conviene subrayar esta doble funcionalidad en la medida en que tanto la generación de nuevas células beta como el trasplante de las mismas son de alcance limitado si no se controla a la vez y de forma adecuada el sistema inmunitario, que por causas no del todo conocidas aún, las considera agentes extraños, razón por la cual las elimina.

Los resultados que se obtengan de esta investigación, que se prolongará hasta 2016, permitirán valorar y plantear nuevos tratamientos alternativos a las inyecciones de insulina en pacientes con diabetes tipo 1 con los que prevenir las complicaciones médicas asociadas a los desniveles de la glucemia (conocidos como picos y valles) que suelen producirse en estos casos. Se espera que a largo plazo el trabajo realizado permita caracterizar farmacológicamente una nueva diana génica para un tratamiento innovador de la diabetes tipo 1.

La línea de investigación del grupo liderado Gauthier cuenta con otros proyectos sobre diabetes y su relación con otras patologías, como por ejemplo, el cáncer. Para su desarrollo ha logrado financiación de colectivos y asociaciones privadas a nivel nacional e incluso provincial. Los estudios que realizan están orientados a la resolución de problemas de salud y su aplicación en la práctica clínica y, en este sentido, trabajan estrechamente con otros profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía, especialmente, del entorno hospitalario.

El respaldo científico y económico a este proyecto supone, además, un reconocimiento internacional a la labor de los investigadores que desarrollan su trabajo en el seno de la sanidad pública andaluza.

CABIMER, UN CENTRO DE REFERENCIA INTERNACIONAL

El Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer) –al que la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud presta apoyo y soporte en su gestión económico-administrativa– es un centro de investigación fruto de la alianza entre las consejerías de Salud y Bienestar Social; la de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); y las Universidades de Sevilla y Pablo de Olavide.

Ubicado en el Parque Científico y Tecnológico Cartuja de Sevilla, Cabimer es un centro de investigación temático en el campo de la terapia celular y la medicina regenerativa. Es un espacio de investigación multidisciplinar en biomedicina pionero en España, ya que integra la investigación básica y aplicada con la finalidad de traducir los resultados de los trabajos científicos en mejoras directas en la salud y en la calidad de vida de los ciudadanos. Cabimer desarrolla programas específicos para buscar la curación o el tratamiento de enfermedades como la diabetes, el cáncer, la retinitis pigmentaria y la esclerosis múltiple. Los trabajos que se realizan en este centro están enfocados a la medicina traslacional, es decir, a que la investigación realizada en los laboratorios tenga una aplicación directa en los pacientes.

En Andalucía, y en el marco de la apuesta de la Consejería de Salud y Bienestar Social por la investigación en I+D+i, existen otros espacios en los que se desarrolla una práctica científica de calidad, como por ejemplo, cuatro institutos de investigación sanitaria en las provincias de Cádiz, Granada, Málaga y Sevilla y otros dos centros temáticos de investigación: el Centro Andaluz de Nanomedicina y Biotecnología (Bionand), en Málaga, y el Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (Genyo), en Granada; además de los centros asistenciales.

Por su parte, la asociación norteamericana JDRF es una de las principales organizaciones dedicada a la financiación de la investigación sobre la Diabetes Tipo 1. Su objetivo es disminuir y eliminar progresivamente el impacto de esta patología en todas las personas que la padecen.

En 2012, la JDRF fue valorada por la revista Forbes como una de las cinco mejores organizaciones sin ánimo de lucro por su rendimiento y eficacia. Actualmente, financia proyectos de investigación y de educación por valor de 530 millones de dólares (unos 400 millones de euros) y solo en 2012 financió investigaciones por más de 110 millones de euros en todo el mundo. Esta institución es muy conocida por el alto nivel de exigencia científica en aquellos proyectos que selecciona -mayoritariamente en instituciones norteamericanas- y por priorizar que éstos tengan un marcado carácter translacional. Pacientes y familiares de afectados por la enfermedad tienen un papel destacado en la organización y en la propia valoración de los proyectos que se financian.

Fuente: Europapress

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

A %d blogueros les gusta esto: