• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.966 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

Testimonio + Ciclo de Preguntas: Álvaro López Llamazares, 39 años, DMI · Deportista

Maraton Donosti 2 · Álvaro LlamazaresMe llamo Álvaro, tengo 39 años, una hija de 6 años y un hijo de 5.

Soy diabético tipo 1 desde el año 2000.

Empecé a hacer deporte de manera más regular desde el año 2005, saliendo a andar en bici y a correr. Hasta ahora había corrido carreras populares (5-10 km) y alguna media maratón, y también había hecho algún triatlón sprint. Pertenezco al club de atletismo 42195.es.

En 2012 decidí afrontar un nuevo reto, un poco más exigente: correr un maratón.

¿Y cómo empieza todo esto? Pues poco después de un “sonado” fracaso, en la ½ maratón de Vitoria de 2011, cuando a partir del Km. 11 me quedé sin fuerzas por una hipoglucemia e hice la segunda mitad de la carrera desfondado y sufriendo, a punto de retirarme de la carrera. Por supuesto, no hice la marca que esperaba, y me quedé con muy pocas ganas de seguir haciendo carreras.

Pero si algo nos caracteriza a los “deportistas” es que somos muy cabezones, y si nos proponemos algo, a por ello vamos.

Me apunté al Maratón Martin Fiz de Vitoria, con 2 amigos, y empecé a entrenarme para la carrera.

Cuando le comento a mi endocrina que quiero hacer un maratón, me mira como “las vacas al tren”. Pero enseguida me da algún consejo, que a la postre fue clave. Durante los entrenamientos me tengo que llevar el glucómetro y hacerme controles cada 15 minutos para ver cómo me responde el cuerpo a esfuerzos continuados. También me dice que si antes de salir a correr estoy con la glucemia baja, que no salga a correr, aunque a esto no le hago mucho caso, provocándome esto una sobrecarga muy grande en los gemelos.

Y lo que voy descubriendo con los entrenos y los controles que me hago es que la glucemia me baja muy rápido en cuanto me pongo a correr, hay días que he empezado con 260 y en 15 minutos de carrera suave ya me había bajado a 120.

En los entrenos empiezo a llevar comida (barritas de cereales del súper, azúcar). Veo que acabo los entrenamientos muy justo, con la glucemia muy baja. Los domingos toca entrenamientos más largos, el primer mes 75 minutos de carrera continua, y la verdad es que los controles me indican que me hace falta bastante más alimentación durante el entreno, pues el día de la carrera van a ser casi 4 horas seguidas.

Para salir a entrenar me agencio una riñonera para llevar el glucómetro, las pasas, las barritas de cereales, etc.

Salgo a correr y voy comiendo pasas, la cosa va bien, la glucemia se mantiene más estable. Empiezo con los entrenamientos de más de 2 horas los domingos, hago 24 km, y la glucemia se me ha mantenido bien, eso sí, me he comido más de 200 gr de pasas, 3 barritas de cereales y 2 azucarillos. Acabo harto de las pasas.

Y así sigo entrenando. Las glucemias unos días mejor que otros. Hasta que otro domingo, que salgo a hacer 2 horas y un amigo me trae para probar un par de geles de glucosa. Combino las pasas con los geles, y muy bien, la glucemia se ha mantenido bien, y hemos acabado el entreno con fuerza.

Otra de las cosas que empiezo a hacer es ponerme menos insulina antes de los entrenamientos, tal y como me ha aconsejado la endocrina (esto es clave también).

Para la carrera “fiché” a un amigo, para que viniera conmigo en bici, para llevarme los geles, las pasas, el glucómetro, etc., y para controlarme un poco durante la carrera, por si empiezo a ir mal.

Y así conseguí hacer mi primer maratón, en 3 h 45 min 23 s, una alegría inmensa, por haberlo conseguido.

Y claro, enseguida a pensar en el siguiente, el maratón de Donosti, y con el objetivo de hacer 3 h 30 min.

Ya tenía un poco más de experiencia, y el tema de las comidas durante la carrera un poco mas dominado. El plan de entrenamiento esta vez es un poco más duro, hay que mejorar la marca, pero lo voy llevando bien.

Para la carrera me acompaña mi hermana con la bici, llevándome los geles, y el glucómetro. El tema de hacerse los controles mientras corres es un poco complicado, pero como todo, entrenándolo se aprende.

Pero en este maratón tengo un pequeño “susto” con los controles, me hice 3 controles en los que me daba una glucemia de 300 mas o menos, y dejé de comer durante 45 minutos. El siguiente control me dio un nivel de 45, cuando lo vi se me cayó el mundo encima, estaba por el kilometro 32, todavía quedaba un mundo de carrera. Comí todo lo que pille, 2 geles, una barrita, bebida isotónica, etc, y recuperé el nivel bien.

Al final un tiempo de 3 h 27 min 9 s, 3 por debajo del objetivo, muy bien, felicidad total por conseguirlo.

El problema con los controles me hizo plantearme que algo no funcionaba bien con el tema de hacerme controles cada 15 minutos con el glucómetro normal.

Y en estas “descubro” los medidores continuos de glucosa, que te hacen una medición cada 5 minutos.

El cambio en los entrenamientos es grande: Por un lado, hay que meter más intensidad, se trata de bajar 15 minutos el objetivo, y por otro lado, el llevar el medidor continuo de glucosa es muchísimo mas cómodo que el glucómetro tradicional.

No solo voy viendo el nivel cada 5 minutos, si no que me va indicando la tendencia del nivel, aspecto este importantísimo para poder reaccionar a tiempo con esfuerzos tan continuados.

Esto el día de la carrera lo agradecí mucho, pues recuerdo sobre el km 18 ver un nivel de 192, pero dos flechas hacía abajo que me indicaban que el nivel estaba bajando de forma rápida. En ese momento tomé un gel y una barrita y conseguí estabilizar el nivel en 130, con lo que pude seguir sin ningún problema. Con un medidor tradicional, un nivel de 192 me hubiera dejado tranquilo, y si no me hago otro control hasta 15 minutos después, quizá hubiera sido tarde ya para reaccionar.

Y bueno, otro objetivo logrado, y de sobra: 3 h 11 min 51 s. Increíble, fui muy cómodo toda la carrera, y acabe muy fuerte, sacando 3 minutos al globo de 3 h 15 en los últimos 6 kilómetros.

Y claro, enseguida me planteo el siguiente reto, maratón de Ámsterdam, objetivo 3 horas.

Con la ayuda del medidor continuo, de un plan de entrenamiento muy “cañero” y la ayuda de mis amigos corredores y de la gente del 42195.es a por ese objetivo voy.

El próximo domingo 20 de Octubre será la cita, y creo que lo puedo conseguir, he entrenado muy duro, y con el medidor, creo que se puede lograr el reto.

Os dejo unos enlaces a la página de mi club 42195.es, donde se pueden leer las crónicas que escribí de mi primer y tercer maratón, y también del foro de la pagina, donde tengo un tema abierto sobre Maratón y Diabetes.

Crónica primer maratón

http://www.42195.es/mi_primer_maraton-1_3_1334_0_m3.html

Crónica tercer maratón

http://www.42195.es/maraton_vitoria-1_3_1611_0_m3.html

Foro 42195.es, Maratón y Diabetes

http://foro.42195.es/viewtopic.php?f=12&t=1081

 ¿Quieres preguntarle algo a Álvaro? Haz tus preguntas en nuestra página en Facebook https://www.facebook.com/DiabetesMadrid

2 comentarios

  1. Reblogueó esto en Asociación de Diabéticos de Madridy comentado:

    ¡Tenéis hasta mañana 8 de noviembre para preguntar a Álvaro López Llamazares sobre Deporte y Diabetes!

  2. Hola Alvaro!!!alli estuve yo tambien…era mi primero y consegui acabarlo, sabia que tambien iba xq me lo dijo la persona que me presto el medidor continuo de Novolab (Sara). Para mi fue emocionante…
    Un abrazo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: