• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.966 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

Si tienes un hijo con diabetes, es posible que tengas derecho a una prestación para su cuidado

A continuación, reproducimos un post de Carolina Huerta de su blog Diabéticos 3 queprestacion consideramos de especial interés para padres de niños con diabetes:

Cuidar a un hijo con diabetes requiere mucha energía y dedicación. Por eso, disponer de esta prestación me parece muy importante. Existen unas condiciones mínimas de partida para poder solicitar esta prestación: Ambos progenitores deben de estar trabajando y la reducción solicitada tiene que ser superior al 50% de la jornada. Para facilitar el acercamiento a los demás requisitos, adjunto la siguiente información:

– Normativa Seguridad Social
– Orden TIN 2011_41 de Normas de Cotización para 2011
– Prestacion_cuidado_menores_enfermedades_graves
– Solicitud INSS Prestación Económica cuidado hijo enfermedad grave 2011
Modelo: InformeMedico
Modelo: Certificado empresa
Modelo: Acuerdo entre progenitores

Las experiencias son muy variadas según la empresa en la que se trabaje (unas dan facilidades y otras ponen multitud de obstáculos disuasorios) y la Mutua que deba hacerse cargo. En cualquier caso, creo que merece la pena analizar la situación personal y valorar esta opción. Yo disfruté de esta prestación durante 5 meses al 99,9% y agradezco enormemente haber tenido ese tiempo para poder aprender lo básico sobre la diabetes y la forma de cuidar a mi hija. Eso sí, al sexto mes, cuando tenía intención de reincorporarme a mi puesto de trabajo, directamente me incluyeron en el ERE que pusieron en marcha, junto con muchas mujeres con reducción de jornada por cuidado de hijo menor y otras incluso en baja de maternidad. En ese momento, sentí que no estaban teniendo ninguna consideración humana y tampoco profesional ya que, en mi caso, no valoraron ni mi formación ni mis 18 años de experiencia en la empresa. Sin embargo, les estoy enormemente agradecida. Este despido me ha impulsado a dedicarme a mi auténtica vocación: ayudar a los demás a desarrollar al máximo todo su potencial. Soy coach.

Fuente: Diabéticos 3.

Imagen: David Castillo Dominici/Freedigitalphotos.

A %d blogueros les gusta esto: