• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.963 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

La importancia de controlar la diabetes en el embarazo

pregCuando comemos azúcares e hidratos de carbono, nuestro metabolismo los descompone en compuestos más pequeños hasta convertirlos en glucosa.

Para que la glucosa pueda entrar a las células, necesita de una hormona que segrega el páncreas que se llama insulina. Sin embargo, si el páncreas no segrega la suficiente insulina, o si esa insulina no puede hacer entrar la glucosa a las células, entonces queda circulando por la sangre .

A veces, y debido a los cambios hormonales que produce el embarazo, las células no responden tan bien a la insulina. Generalmente eso se soluciona produciendo el páncreas más cantidad de esa hormona. Pero en algunos casos y por diferentes motivos, hay mujeres que no pueden hacerlo y por lo tanto los niveles de azúcar en sangre se elevan produciéndose lo que se denomina diabetes gestacional.

En la mayoría de los casos, este tipo de diabetes desaparece cuando el bebé nace, pero la probabilidad de que reaparezca en los embarazos futuros es de 66%. Y las mujeres que han tenido diabetes gestacional tienen una probabilidad 7 veces más alta de tener diabetes tipo 2 que las mujeres que no tuvieron diabetes gestacional.

Existen factores de riesgo sin embargo para desarrollar esta enfermedad como ser: a) Sobrepeso y obesidad; b)  hipertensión arterial; c) colesterol alto; d) tabaquismo; e) glucemia basal elevada; f) vida sedentaria; g) ser latina.

Las latinas por razones genéticas tienen un riesgo mayor de padecer diabetes a lo largo de sus vidas (52%)

Existe una relación entre el aumento excesivo de peso durante el primer trimestre del embarazo y el riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

La mayoría de las mujeres que padecen diabetes gestacional tienen bebés sanos. Es fundamental mantener los niveles de glucemia bajo control, ya sea con dieta, ejercicios físicos o medicación cuando corresponda.

Cuando esta diabetes aparece, hay mucho azúcar circulando por la sangre que llega directamente al bebé. Es como si se estuviera sobrealimentando, y el resultado es que el bebé acaba engordando mucho. Es por eso que es característico que las embarazadas tengan bebés pesados y grandes (macrosomía fetal), haciendo muchas veces difícil el parto vaginal, obligando a una cesárea.

Los bebés que nacen con excesiva grasa acumulada como resultado de los altos niveles de azúcar de la madre durante el embarazo, tienden a ser obesos durante su infancia y en la edad adulta.

Finalmente, para mantener los niveles de glucosa bajo control, son fundamentales cuatro cosas:

a) Consultar al ginecólogo y realizar todos los exámenes que indique; b) hacer una dieta balanceada, consultando a una nutricionista si es necesario; c) practicar ejercicio físico. El ejercicio moderado ayuda a introducir la glucosa en las células y por lo tanto a mantener sus niveles en cifras normales. Simplemente caminar todos los días durante 30 minutos puede ayudar a controlar la diabetes gestacional; d) tomar medicación rigurosamente si es necesario. Cerca del 15% de las mujeres con diabetes gestacional necesitan tratamiento farmacológico.

Fuente: El País.

Imagen: duron123/Freedigitalphotos.

A %d blogueros les gusta esto: