• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.963 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

Caso Cerrado · Caso Abierto · ¿Puedo comer lo que quiera si me pongo insulina o bastaría con tomarme más pastillas?

healthy-food-versus-unhealthy-food

Hoy os dejamos la respuesta al Caso Abierto que planteábamos ayer que decía lo siguiente:

“Hace un par de años me diagnosticaron diabetes, y no es tan mala como otras ya que no preciso insulina. Con una pastilla y dieta me dice mi endocrino que lo tengo bien controlado. El año pasado no comí ningún dulce en Semana Santa, pero he oído que otros diabéticos insulinodependientes sí que comen torrijas y lo que hacen es ponerse más insulina. A mis 68 años estoy cansado de que me digan lo que puedo hacer y lo que no, así que este año no me voy a privar de nada, y lo que tengo pensado hacer es tomarme un par de pastillas más. ¿Estaré equivocado?

  1. En absoluto, hay que disfrutar de la vida. Es una decisión correcta.
  2. No es la mejor decisión, pero al menos tomando más pastillas conseguiré que mi glucemia no se descontrole.
  3. Es un error. Si quiero tomar dulces lo que tengo que hacer es ponerme insulina. Es el precio que hay que pagar…
  4. Es un error. Lo que tengo que hacer es tomar turrón y otros dulces sin azúcar, todo el que quiera, y luego beber mucha agua.
  5. Es un error. Debería hacer lo mismo que el año pasado.”

Efectivamente es un error, y la respuesta correcta es la 5. El que no tengamos que pincharnos insulina no es mejor ni peor, ni quiere decir que nuestra diabetes sea buena o mala, simplemente no es necesario porque nuestro páncreas aún funciona un poco, y de momento solo precisa un pequeño estímulo, que es lo que hacen las pastillas (los antidiabéticos orales). Tomar más pastillas puede provocar una hipoglucemia importante ya que no podemos controlar el estímulo que estamos ofreciendo al páncreas, y por tanto no es recomendable.

Inyectarse insulina para poder comer más es una posibilidad, pero no es una actitud demasiado recomendable, ya que si nunca nos hemos puesto insulina no sabemos cómo reaccionará nuestro cuerpo. Y desde luego, atiborrarse de dulces sin azúcar es una mala opción, puesto que estos productos, muchos de ellos etiquetamos como “light”, tienen en realidad abundantes hidratos de carbono que se terminarán metabolizando en glucosa y aumentarán nuestra glucemia. Comer dulces sin azúcar es como comer muho pan; sin azúcar no quiere decir sin hidratos de carbono.

Fuente: Revista “Entre Todos” nº89

 


 

Si os ha quedado alguna duda, os recordamos que contamos con una Asesoría en Nutrición especializada en diabetes con precios especiales para nuestros Socios.

A %d blogueros les gusta esto: