• Publicidad

  • Publicidad

  • Recetas por raciones

  • Pulseras solidarias

  • Consultorio online

  • Hazte voluntario

  • Introduce tu e-mail para recibir diariamente las últimas novedades.
    Según LOPD.

    Únete a otros 15.963 seguidores

  • Últimos Tweets @diabetesmadrid

  • Fotos de Flickr

7 problemas a los que prestar atención en verano y cómo solucionarlos

sandals-342672_1280

  1. La deshidratación es el fenómeno que se da en el cuerpo cuando pierde agua; esta pérdida se suele manifestar, principalmente, por la aparición del sudor y el aumento de la circulación de la sangre. La deshidratación reviste varios grados, según la cantidad de líquidos y sales minerales que pierda nuestro cuerpo.
  2. El calambre es el trastorno por calor más leve. Con la sudoración se pierde gran cantidad de agua y sales minerales y provoca que nuestros músculos pierdan la capacidad de recuperación durante la actividad y el esfuerzo. Son síntomas las contracturas dolorosas, especialmente en piernas, abdomen y hombros.
    Ante esta situación, la persona con calambres reposará temporalmente a la sombra y beberá abundante agua fresca o bebidas isotónicas. Una vez recuperada la persona debe moderar su actividad y continuar bebiendo abundantes líquidos, evitando situaciones agotadoras.
  1. La insolación es un trastorno más grave, que aparece tras una exposición prolongada al sol o bien es debida a un ejercicio físico muy extenuante en un ambiente caluroso. La pérdida de agua afecta a todo el organismo. Son síntomas la temperatura corporal ligeramente elevada, la piel caliente, enrojecida y húmeda, una fuerte sudoración, dolor de cabeza y náuseas, visión borrosa y agotamiento. La actuación que debemos seguir es, primero, trasladar a la persona afectada a un lugar fresco y a la sombra. Posteriormente debemos refrescar el cuerpo, lo cual haremos poniendo compresas mojadas en el cuello, el pecho, las axilas y en las ingles. Si estuviese consciente le daremos de beber agua en abundancia. Si las molestias son fuertes deberemos consultar con el servicio sanitario.
  2. El golpe de calor es menos frecuente pero es la patología más grave. Tiene lugar cuando, tras una fuerte insolación, el organismo no es capaz de regular la temperatura del cuerpo y su única prioridad es mandar sangre al cerebro. Sus causas son la insolación prolongada, las alteraciones bruscas de temperatura o la realización de trabajos en ambientes con una temperatura elevada o con un porcentaje de humedad elevado. La piel se enrojece, esta caliente y seca, se producen alteraciones de la conciencia, se presenta un pulso rápido y débil, una respiración rápida y superficial y, a veces, incluso la persona convulsiona. En estos casos hay que trasladar a la persona a un lugar fresco y a la sombra, refrescar el cuerpo como hemos descrito en el caso de la insolación, dar de beber agua en abundancia si la persona esta consciente y activar el sistema de emergencias. Si hubiese convulsionado, no tocaremos a la víctima y activaremos el servicio de emergencias.
  3. Intoxicaciones: Se considera tóxico cualquier sustancia que, una vez dentro del organismo, es capaz de lesionarlo. La intoxicación es la acción del tóxico en el cuerpo humano. Es importante conocer su concentración, la dosis y el tiempo que hemos estado expuestos al tóxico, pues van a determinar la evolución médica del paciente.
  4. Las picaduras de animales pueden causar también alergias en el cuerpo, aunque no son los únicos causantes (una persona puede ser alérgica a un medicamento o a un alimento). Las alergias comienzan con urticarias, piel enrojecida y abones. Si la alergia fuese más fuerte el enfermo estará inquieto, con sudoración y piel enrojecida, dificultad respiratoria, vómitos y diarreas. En estos casos, se debe tranquilizar a la víctima pues la angustia empeora la dificultad respiratoria, vigilar la vía respiratoria y trasladar al enfermo al servicio de urgencias.
  5. Quemaduras solares: para ello utilizaremos cremas con un factor de protección solar adecuado. Los niños y personas mayores necesitan de mayor factor de protección y protegeremos la cabeza con una gorra o sombrero.
A %d blogueros les gusta esto: